Para la limpieza de los cristales utilizamos productos desengrasantes, desincrustantes

y de propiedades repelentes con el fin de prolongar la duración de dicha limpieza y 

mantener estas superficies limpias.


Los utensilios serán los adecuados en cada caso y se adaptarán a las necesidades 

existentes. 


Los trabajos en altura se realizarán mediante pértigas telescópicas de fibra de carbono 

provistas manguera alimentada con agua pura obtenida mediante filtros de resina. 


Todos nuestros operarios conocen los procesos técnicos de limpieza de cristales con el 

fin de evitar el derrame de gotas de agua y así evitar las manchas irreversibles que en 

algunos casos podrían producirse.